Síguenos

Salud pública: Llaman a frenar la resistencia antimicrobiana en la acuicultura

En el marco del lanzamiento del primer Centro para la Gestión de Antimicrobianos en la Acuicultura, compuesto por especialistas de la Universidad de Chile, la directora general de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA) envió un enfático mensaje sobre la importancia del trabajo colaborativo entre la academia y los sectores públicos y privados ligados con este rubro productivo.

Para la Organización Mundial de Sanidad Animal, fundada como OIE, su Red de Centros Colaboradores tiene un rol preponderante ya que brinda conocimientos técnico-científicos en materias de bienestar y salud de los animales, y entrega apoyo clave para actividades globales de sus 182 países miembros.

El Centro para la Gestión de Antimicrobianos en la Acuicultura (CASA, por su sigla en inglés de Center for Antimicrobial Stewardship in Aquaculture), iniciativa pionera en la Región de Las Américas y el mundo entero en este ámbito que integra el trabajo de equipos especialistas de la Universidad de Chile (UChile), se constituye como un ejemplo de la colaboración conjunta necesaria para fortalecer la experiencia en una de las problemáticas actuales más desafiantes en salud pública: la resistencia antimicrobiana (RAM).

«La RAM no solo tiene un impacto significativo en la salud humana, sino también consecuencias importantes en nuestra economía global. Como se señala en un informe del año 2021 del Foro Económico Mundial, podría producirse una pérdida equivalente a 3.000 millones de dólares estadounidenses en valor acuícola si las tendencias actuales continúan sin control», subraya Monique Eloit, directora general de la OMSA desde el año 2016.

De acuerdo con la especialista, los animales acuáticos proporcionan, actualmente, el 20% de la proteína animal a la dieta humana para más del 40% del mundo. Asimismo, las bacterias multirresistentes prevalecerían en las aguas marinas y sedimentos en las proximidades de los sitios de descargas municipales, industriales y acuícolas, según el informe recientemente lanzado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Reconociendo la importancia del rubro acuícola para la seguridad alimentaria y la economía global, la OMSA lanzó en el año 2021 la primera Estrategia de Salud para Animales Acuáticos (AAHS), que establece prioridades para acciones de colaboración con el fin de proteger la salud y el bienestar de los animales acuáticos y aprovechar al máximo el potencial de producción de estos.

En ese sentido, Monique Eloit (en la foto) destaca en su mensaje que las contribuciones de quienes forman parte de la industria “serán esenciales para ayudar a los miembros a abordar de mejor forma el uso prudente y responsable de los agentes antimicrobianos, al mismo tiempo en que se mejora el acceso a medicamentos veterinarios apropiados y efectivos para un mejor control de la resistencia a los antimicrobianos en la acuicultura”.

“Nuestra Organización cree y alienta la participación de las partes interesadas públicas y privadas, en sus actividades principales, entre las que se encuentran el establecimiento de estándares y normativas de implementación, capacitaciones, orientación para la preparación y respuesta ante emergencias, etcétera. Nadie puede ganar solo”, enfatiza.

La OMSA entrega estándares internacionales sobre el uso responsable y prudente de los antimicrobianos. Dentro del Código Sanitario para Animales Acuáticos se dedican cinco capítulos específicos a esta materia, uno de ellos se refiere al monitoreo de las cantidades y patrones de uso de los agentes antimicrobianos utilizados en los animales acuáticos; el fin es identificar tendencias con una asociación potencial con la RAM, ya que la optimización del uso de antimicrobianos a nivel nacional y local sigue siendo uno de los principales objetivos del Plan de Acción Mundial sobre la RAM.

Con el fin de apoyar las acciones comprometidas por al menos 47 países, durante la Tercera Conferencia Ministerial de Alto Nivel sobre RAM de 2022, para reducir la cantidad total de antimicrobianos utilizados en el sistema agroalimentario en al menos 30-50% del nivel actual para 2030, la OMSA está implementando la plataforma Animal Antimicrobial Use (Animuse), una base de datos global interactiva que permitirá conocer la información sobre el uso de antibióticos en animales, incluidos los acuícolas, y evaluar la eficacia de esfuerzos conjuntos.

El lanzamiento del Centro para la Gestión de Antimicrobianos en la Acuicultura (CASA) se realizará este viernes 14 de abril en la ciudad de Puerto Varas, Región de Los Lagos, la más importante del país en el desarrollo de la producción acuícola. Esta iniciativa, pionera a nivel mundial, será presentada ante autoridades y representantes de los sectores públicos y privados relacionados con esta industria.

La Universidad de Chile se constituyó como el nuevo Centro para la Gestión de Antimicrobianos en la Acuicultura de la OMSA a través del trabajo colaborativo de los Laboratorios de Inocuidad Alimentaria (LIA), representado por la Dra. Lisette Lapierre y de Farmacología Veterinaria (Farmavet), dirigido por la Dra. Javiera Cornejo, ambos de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias (Favet); y del Centro de Investigación e Innovación en Acuicultura (CRIA, por su sigla en inglés), que integra al Laboratorio de Genómica Acuícola de Favet, bajo la coordinación del Dr. José Manuel Yáñez; al Laboratorio de Genómica y Genética de Interacciones Biológicas del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), cuyo encargado es el Dr. Rodrigo Pulgar; y al Laboratorio de Nutrición Animal de la Facultad de Ciencias Agronómicas, dirigido por el Dr. Jurij Wacyk.

*Créditos de foto: OMSA.

Otros artículos